Dublin en 4 dias – Día 3

Dublin en 4 dias – Día 3

El DART, cercanias de DUBLIN.

Tras lo que vimos los dos primeros días de nuestro viaje, decidimos visitar un par de pueblos de al lado el tercero de nuestros días. Más que nada por salir un poco del entorno urbano de Dublin. Sin duda fue una decisión estupenda. Irlanda tiene mucho más que ofrecer que una gran ciudad plagada de gente.

Howth y sus acantilados

Howth es un pueblecito de pescadores al que podemos acceder vía DART – el tren de cercanías de Dublín. Nosotros lo cogimos en la estación de Conolly (Dublin Conolly Railway Station) y por poco más de tres euros y algo más de media hora estábamos allí.

Su encanto radica principalmente en las rutas de senderismo de varios niveles de dificultad que bordean los acantilados. Además, al ser un pueblo pesquero es el lugar idóneo para disfrutar de pescado fresco en sus restaurantes.

Howth's map, cerca de Dublin

A nuestra llegada buscamos la oficina de turismo – muy cerquita de la estación de tren y antes del puerto – donde una informadora super simpática nos dio un mapa con los diferentes recorridos. El puerto ofrecía una increíble panorámica de la costa.

Al ser diciembre temporada baja no pudimos disfrutar de HOWTH MARKET, algo que recomiendan hacer en varios blogs de turismo.  Solo dos o tres de sus puestos estaban abiertos.

También queríamos haber visitado el castillo, pero parece ser que en él se celebraba ese día un evento privado. Emprendimos nuestro camino por una de las rutas, de aproximadamente dos horas de duración.

Paisajes verdes bordeando el mar en un día afortunadamente algo soleado. Al final de nuestra ruta encontramos las ruinas de la iglesia de Santa Maria. Junto a ellas, un cementerio que se me antojó precioso como lugar de de descanso final.

Dublin - Howth's Saint Mary Cemetery

Tras esto, y con intención de visitar Malahide y su Castillo, volvimos a la estación y cogimos el tren dirección a Dublin para cambiar de dirección en Howth Junction.

Malahide

Malahide, al norte de Dublin, tenía aspecto de pueblo vacacional. Seguramente en épocas más calurosas la gente llena sus calles. Sin embargo en las fechas de nuestra visita me recordó ligeramente al año en que viví en el Faro de Cullera. Lleno en verano, casi muerto en invierno.

La oficina de turismo se encuentra en el interior de la iglesia Católica de San Silvestre, justo a la lado de la estación de tren. Entramos en la iglesia y no la encontramos, por lo que tuvimos que preguntar. Dos amables ancianos que salían de la iglesia no supieron indicarnos donde estaba la oficina hasta 5 minutos después…

Allí una chica, a la que parecía darle igual si le entendíamos o no nos, explico en un inglés con acento irlandés cerrado lo que podíamos ver y hacer en la localidad. Lo más importante es su castillo… Pero visitarlo nos suponía perder el tren de las 16’30 que era el último que volvía a Dublin.

Teníamos la posibilidad de coger una combinación de autobuses, pero no nos generaba tanta confianza como el tren. Nos conformamos con un paseo hasta el castillo y por los alrededores.

Castillo de Malhide cerca de Dublin

Volvimos a la ciudad para seguir descubriendo sus callejuelas, y paseamos por Grafton Street. Es una de las principales calles comerciales, por lo que siempre está plagada de gente.

Curiosamente ese día inauguraban una tienda de Victoria’s Secret y había una manifestación en contra de la marca ya que parece ser que experimentan con animales. Nos quedamos un rato apoyando la causa.

La cena de esta tercera noche tenía que ser algo típico de la zona y fue en Gallagher’s Boxty House. Deliciosos estofados tradicionales en este restaurante ubicado en pleno Temple Bar.

 

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar