Nueva York en 7 días III: Corriendo por Central Park, la High Line, el Flatiron

Central Park llama para trotar (un ratito)

El tiempo, mucho mejor que el día anterior, acompañaba para ir a trotar por el pulmón de Nueva York, y el pronóstico para el resto de días no era tan bueno. Así que el tercer día decidimos madrugar un poco para correr por Central Park.

Desde el hotel, ubicado en la 9th, corrimos hasta la 5th y de allí, hacia arriba a Central Park. Yo tengo poco fondo y a los 30 minutos ya me quedé haciendo fotos en Bethesda Fountain, mientras mi acompañante se lo recorría en su totalidad.

Central Park, Bethesda Fountain

De pura casualidad ese punto en donde yo me había quedado era el punto donde Rory Williams había sido trasladado al pasado en “The Angels Take Manhattan” en Doctor Who. A ver, que tenía pensado buscar un momento en el paseo por el parque para buscar localizaciones de rodajes. Que uno es friki, claro que si, en ningún momento lo he negado, pero pararme ahí fue pura casualidad.

En mi mente tenía pensado buscar :

  • El edificio de los Cazafantasmas en el que vivía Sigourney Weaver  (ubicado en el 55 de Central Park West)
  • La Biblioteca Pública de Nueva York – que ha sido escenario de muchas películas.
  • La Estación de Bomberos de los Cazafantasmas
  • El Daily Planet de las pelis de Keanu Reeves

Rory en Central Park

El Soho de Nueva York

Después de recuperar energías cogimos el metro en dirección al Soho Neoyorquino. El Barrio Chino estaba abarrotado de gente – en realidad como el resto de la ciudad – y, entre la multitud, cada dos por tres te encontrabas con personas que te intentaban llevar a sus tiendas de imitaciones de cualquier cosa. Todo lo que quieras comprar tiene su imitación en Chinatown.

La comunidad china está bastante organizada, y no era raro ver calles en las que había varias tiendas del mismo tipo de negocio – floristerías con tiendas de servicios funebres es la que más me llamó la atención-. Los edificios de Chinatown son bastante más bajos que los rascacielos, mas coloridos y con las típicas escaleras de incendios que estamos acostumbrados a ver en las películas.

Chinatown Builtinfs

Al lado de Chinatown está (la cada vez más little) Little Italy. La comunidad italiana debió ser más grande hace tiempo, pero a mi me dio la impresión de que en la actualidad está compuesta únicamente por una o dos calles. Mulberry Street, donde encontramos multitud de restaurantes italianos.

Ferry a Staten Island con vistas a la Estatua de la Libertad

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Desde ahí nos dirigimos hacia Battery Park, donde cogeríamos el Ferry a Staten Island. Es gratuito, y si no tienes pensado subir a la estatua de la libertad te permite verla en todo su esplendor a cierta distancia.

Estatua de la libertad desde el Ferry
Estatua de la libertad
Manhattan vista desde el ferry.

Era el momento para llenar el estomago. Ese día nos apetecía hamburguesa por lo que buscamos el Top Ten de restaurantes de hamburguesas en Nueva York.

En varias de las páginas leímos acerca de restaurantes de cadena como “Shake Shak”, que además de colas infinitas no nos terminaban de convencer, pero en muchas encontramos también el Corner Bistro, un pequeño restaurante con una estética auténticamente americana de 1950.

Ganó Corner Bistro: Hamburguesas en Nueva York

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso
Corner Bistro en Nueva York
Yo haciendo como que devoro una seta gigante con muchas ganas

Como resultado de esos dos factores nos decidimos por este ultimo y no salimos decepcionados. No os recomiendo pedir la hamburguesa vegetariana, que es, literalmente, una seta grande. La Bistro Burguer muy buena y jugosa, pero tenéis muchas opciones más en su menú. A la hora que fuimos el sitio estaba tranquilo porque allí son de comer más temprano, y no tuvimos que esperar mucho.

La High Line y el Flatiron

Tras el café iniciamos la caminata rumbo al High Line, un parque que se encuentra en una sección elevada de la línea East Side de la compañía de ferrocarriles New York Central Rail Road. La vía, hasta hace poco en desuso, ha encontrado una segunda vida como un parque lineal  de 2’5 km. aproximadamente. Desde lo alto podrás ver el bullicio del trafico desde una posición privilegiada. Pasearas al lado de los rascacielos. Verás arte urbano en forma de grafitis. Podrás parar a descansar. Encontrarás puestos en los que comprar alguna bebida (aunque nosotros, en diciembre y a la hora que pasamos, que estaba anocheciendo, no vimos ninguno abierto).

High Line de Nueva York
High Line de Nueva York
High Line de Nueva York

Tras recorrerla en su totalidad emprendimos la marcha a uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el Flatiron. Ubicado al lado de Madison Square Park. El nombre original no era ese, pero ha caído en el olvido por la forma de plancha de ropa que ha prevalecido en el tiempo hasta nuestros días.

A su lado encontramos además una tienda de lego – wiii – con una genial construcción del mismo Flatiron. Abajo podéis ver los dos (como es muy difcil diferenciarlos os he dejado indicado cuál es cada uno).

Flatiron New York
Flatiron Real
Flatiron de Nueva York hecho en Lego
Flatiron Lego

Rooftop en la 230 Fifth ave, Midtown comics y cena en Capizzi

La noche había caído ya y teníamos que subir a un rooftop bar para poder contemplar desde las alturas la ciudad mientras tomábamos algo. Cerca del Flatiron encontramos el conocido 230th de la Quinta Avenida, una acogedora terraza con vistas al Empire State. En la entrada de la calle os solicitaran todos los DNI’s antes de subir, y una vez arriba podrás pedir lo que te apetezca beber – y tendrás que buscar un sitio, estaba bastante lleno-. Es una opción para llenar tiempo libre después de estar todo el día de acá para allá bastante recomendable.

Rooftop New York 230 5th Nueva York

De ahí, y de pura y completa casualidad  – pero no como la de esa mañana, si no “casualidad”, ya me entendéis – llegamos a Midtown Comics mientras nos dirigíamos al hotel. Como otras tiendas de comics de la ciudad estaba en una segunda planta. Es decir, la entrada estaba a pie de calle, pero sabias por unas escaleras o un ascensor a la segunda. He de confesar que me decepcioné un poco. Esperaba más de las tiendas de comics de Nueva York. Para que me entendáis los duchos en la materia: Forbbiden Planet de Londres me encanta. Esperaba algo de ese nivel, y ni si quiera la tienda homónima en la gran manzana llega a la altura de esta. No se, no solo el tamaño.

Aunque habíamos pasado la mañana en Little Italy, de camino al hotel tropezamos con un pequeño restaurante italiano de aspecto acogedor. Su nombre es Capizzi y es muy recomendable.

NOTA/ CONSEJO: Si solo vais a beber agua, por cortesía y de manera gratuita en muchos de los restaurantes en los que comimos nos pusieron una jarra. En algunos ya habíamos pedido agua, pero en Alicante no estamos acostumbrados a pedir/ beber agua del grifo por la cal, así que aunque nos había pasado ya, no caimos. Espera a ver si te ponen el agua antes de pedir.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar